Recomendaciones en el Embarazo

¡Felicitaciones, estás embarazada! Comienza una época de cambio y preparación para recibir a una personita muy especial. Las siguientes recomendaciones tienen por objeto optimizar tu salud y la de tu bebé.

La alimentación de la mujer durante el embarazo implica una gran responsabilidad, ya que del estado de nutrición de la madre depende en gran medida el desarrollo del bebé. Debes consumir pequeñas cantidades de alimentos de buena calidad varias veces al día. Muchas frutas y verduras con vitaminas, granos y carne que previenen la anemia, pollo y pescado con proteína de buena calidad, almendras y nueces que tienen omega 3, leche, yogurt y queso con calcio para el bebé. Debes evitar los dulces que te predisponen a la diabetes, los fritos y la sal que pueden subirte la presión arterial y las carnes crudas por el riesgo de toxoplasmosis. Es importante que sepas que una buena alimentación durante el embarazo es fundamental para la salud tuya y de tu bebé.

¿Debo comer por dos?

Definitivamente no.
Si bien las necesidades nutricionales durante el embarazo aumentan, no lo son al grado de consumir la cantidad de alimentos que comerían dos personas. El incremento en el consumo de alimentos varía dependiendo de la actividad física de la mujer, sin embargo, se habla de incrementar 250 kkal.

De manera preventiva es recomendable consumir suplemento de hierro, ya que la mayoría de las mujeres inician el embarazo con reservas insuficientes de hierro y por lo tanto desarrollan anemia. El uso de suplementos vitamínicos no es recomendable si se siguen las indicaciones de la dieta en cuanto a que sea suficiente, variada, completa, etc. Se debe evitar el consumo de alimentos como frituras, golosinas, postres, galletas, pan dulce, etc. ya que pueden favorecer un incremento de peso mayor al esperado

Incremento de peso

El incremento de peso durante el embarazo depende de varias condiciones, lo recomendable es de 9 a 12 kilos, cabe señalar que durante el primer trimestre el incremento debe ser mínimo o nulo; si se inicia el embarazo con bajo peso, se recomienda incrementar de 12 a 15 kilos y si se inicia con sobrepeso se sugiere no incrementar más de 9 kilos. Durante el embarazo continúe con el ejercicio moderado, salvo si aparece hemorragia o amenaza de aborto o parto prematuro

Nauseas y Vòmito

La presencia de náuseas y vómitos se ha relacionado con dietas altas en proteína, por lo que éstos disminuyen al consumir mayor cantidad de alimentos ricos en hidratos de carbono complejos como cereales integrales y disminuir los ricos en proteína como la carne y el pollo. Consumir pequeñas cantidades de alimentos varias veces al día, especialmente sopas y galletas integrales, mejora los síntomas, que generalmente disminuyen luego del tercer mes de embarazo. El ayuno prolongado aumenta la acidez y las nauseas.

No se recomienda acostarse inmediatamente después de haber comido y evitar tomar mucho líquido con las comidas porque se aumenta el reflujo.
En caso de vómitos severos se recomienda tomar mucho líquido frío y puede medicarse con 1 tableta de Plitican al día.

Estreñimiento y Hemorroides

Es indispensable el consumo de alimentos con alto contenido de fibra, como lo son las frutas, verduras (de preferencia crudas y con cáscara), leguminosas y cereales integrales, así como el consumo de agua (aproximadamente dos litros). En algunos casos se recomienda el uso de suplementos de fibra como medicamentos, pero debe realizarse bajo supervisión.

Calambres

Generalmente podemos evitarlos con una dieta adecuada en calcio, como la leche, el yogur, el queso, el ajonjolí, la espinaca, el brócoli y las almendras. Su consumo durante la noche evita los calambres nocturnos. .

Edema

La presencia de edema (hinchazón de las piernas) sobretodo durante el último trimestre del embarazo, es común. Puede evitarse si se disminuye el consumo de sal por lo cual recomendamos no consumir embutidos, aderezos, salsas comerciales, alimentos enlatados, alimentos salados, etc. Los alimentos diuréticos naturales como el pomelo, la patilla, el melón , la piña y el apio, disminuyen la hinchazón. Recomendamos además realizar reposo sobre el lado izquierdo para mejorar la circulación. Si el edema persiste debes consultar a tu médico por la posibilidad de Hipertensión durante el embarazo.

Várices

También son normales durante esta período por congestión pélvica, que mejorará al usar medias elásticas, hacer reposo con las piernas en alto o sobre un costado.

Pirosis

La pirosis o acidez estomacal suele producirla el reflujo del contenido gástrico; el tratamiento debe ser: comer poco, evitar agacharse o acostarse varias horas después de comer; si esto no fuera suficiente y la pirosis molesta, pueden consumir antiácidos como el Milpax 1 cucharada después de cada comida y antes de dormir.

Gripa

Lo recomendable en estos casos es tomar abundante líquidos para evitar la deshidratación, se puede tomar 1tab de Dolex Gripa cada 12horas por 3 días y guardar reposo para su pronta recuperación. En caso de fiebre tomar 2 Dolex cada 8 horas.

Ejercicios

Debe ser normal y moderado, no existe ninguna razón para que una mujer deje de realizar actividades que está acostumbrada a realizar y si es precavida. La actividad sexual puede ser normal si lo desea a no ser que se presente hemorragia vaginal, dolor, pérdida de líquido amniótico o aparición de contracciones.

Insomnio

Dormir durante los últimos meses de embarazo se hace difícil por el peso del bebé. Recomendamos recostarse de lado sobre varias almohadas en la espalda y una entre las piernas. Los masajes de relajación, la música suave, la leche tibia, el jugo de manzana y una ducha antes de acostarse, ayudan a dormir mejor.

Otras recomendaciones

  • Durante el embarazo no consumas cafeína, alcohol, nicotina o drogas de adicción que pueden perjudicarte a ti y a tu bebé.
  • Para el dolor en la espalda es aconsejable utilizar panty-faja especiales para embarazadas que ayudan a soportar el peso del bebe y con esto liberar la tensión de los músculos de la espalda.
  • Ejercicios de Pilates, Yoga y manejo del estrés te permitirán conseguir la relajación que necesitas durante el embarazo.
  • Evita el contacto con animales domésticos, especialmente gatos, para evitar el riesgo de toxoplasmosis.
  • Señales de alerta que deben informarse rápidamente al médico:
  • Dolor de cabeza, nauseas y vómitos persistentes, vértigo, trastornos visuales, dolor o calambres en la zona inferior del abdomen, contracciones, hemorragia vaginal, ruptura de membranas con salida de líquido amniótico, tumefacción de manos o pies y disminución de los movimientos fetales.

Deja un comentario