______

El Punto G

El Punto G minConoce lo último en tecnología para aumentar el placer de la relación sexual en la mujer joven. A través de técnicas de microinyección de sustancias especialmente diseñadas para ello, se infiltra la zona del PUNTO G, con el objeto de facilitar su estímulo durante la relación sexual. Este es un procedimiento ambulatorio, realizado con sedación, sin dolor y sin incapacidad que busca mejorar la satisfacción sexual de la mujer.

El PUNTO G es un área esponjosa localizada en la pared anterior de la vagina, cuyo estímulo puede lograr orgasmos de gran intensidad originados en la vagina sin intervención del clítoris.

El primero en referirse al punto G fue De Graaf Siglo XVII quien postuló la presencia del “corpus glandosum” o “próstata femenina”, que según él, hacía a las mujeres más LIBIDINOSAS! Luego, en 1994 el Gineco-Obstetra Grafemberg, en colaboración con el Dr. Robert Dickinson, sexólogo norteamericano, describieron una ZONA DE SENSACIÓN ERÓGENA localizada en la vagina a lo largo de la superficie suburetral (debajo del sitio donde la uretra, canal evacuador de la orina, entra a la vejiga) y cuya estimulación acarrearía la emisión de un líquido durante el orgasmo. Es por ello que sugieren llamarlo punto GD (Grafemberg-Dickinson). Sin embargo, fue hasta 1982 que el punto G fue puesto en evidencia por los Drs. Perry, Wipple y Ladas quienes lo denominaron así en honor a Grafemberg.

El PUNTO G no es aceptado por todo el mundo, pero numerosos estudios y experiencias afirman con claridad su existencia. El orgasmo a nivel del PUNTO G no es tan evidente como el orgasmo del clítoris en la mujer. Para localizar el PUNTO G se requiere de aprendizaje y una estimulación adecuada, que es diferente a la del clítoris. La estimulación del PUNTO G requiere de una especie de “golpeteo” un tanto enérgico y reiterado mientras que la estimulación del clítoris se logra con frotamientos suaves y progresivos, y es más fácil de lograr. Por esta razón, muchas mujeres solo consiguen el orgasmo en la posición superior en la que el glande contacta directa e intermitentemente el PUNTO G y la base del pene frota al mismo tiempo el clítoris, logrando así un estímulo adecuado.

Un aspecto importante a considerar en cuanto al orgasmo es que éste depende de la inervación vaginal, es alta a nivel del CLITORIS y PUNTO G, y disminuye a medida que se profundiza la vagina, con menor sensibilidad en cuanto a placer sexual se refiere.

Las mujeres más clitoridianas desarrollan el orgasmo más rápido o fácil con la estimulación digital directa del clítoris, pero otras, requieren de una presión más rítmica y profunda. Sin embargo, muchos sexólogos insisten en que aquellas mujeres que logran el orgasmo con penetración profunda no se debe a estimulación del cerviz sino que con esta técnica los labios vulvares tratan de invertirse, con lo cual el clítoris es balanceado hacia abajo y atrás, lográndose una mayor estimulación.