Síndrome de Ovario Poliquístico

Uno de los motivos de consulta más frecuentes hoy en día es “OVARIOS POLIQUÍSTICOS”. Sin embargo, no todas las pacientes con ecografía de “ovarios poliquísticos” sufren realmente del Síndrome de Ovario Poliquístico, por lo que una Evaluación Ginecológica es muy importante para definir el diagnóstico y el tratamiento a seguir.

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) se puede asociar a:

  1. Ciclos menstruales largos mayores a cada 35 días debido a problemas de ovulación
  2. Sobrepeso y/o Obesidad secundario a una mayor resistencia a los niveles de insulina en sangre lo cual altera el metabolismo de los carbohidratos
  3. Aumento en el vello corporal y/o acné debido a un aumento en la producción de andrógenos (hormonas masculinas), motivo de consulta muy frecuente en adolescentes 
  4. Ecografía con imagen típica de ovario poliquístico (imagen en “anillo de perlas” o “en rosario”, la cual se configura a partir de la existencia de 12 o más folículos localizados en la periferia del ovario). Es importante anotar que un 20% de pacientes con diagnóstico ecográfico de ovarios poliquístico son sanas, con ciclos menstruales regulares, sin sobrepeso ni acné, por lo cual no deben ser diagnosticadas ni manejadas como “´Síndrome de Ovario Poliquístico”. Por otro lado, es importante tener en cuenta que todas las adolescentes tiene normalmente muchos folículos en desarrollo en sus ovarios, lo cual es normal y no es igual a tener “Síndrome de ovario poliquístico”, de ahí la importancia de la evaluación ginecológica
  5. Asociación a problemas de infertilidad, diabetes, y síndrome metabólico, por lo cual es importante su detección temprana y manejo oportuno
  6. Alteraciones Psicoafectivas: El SOP, la obesidad, y el síndrome metabólico, ocasionan alteraciones orgánicas que se expresan como estrés agudo o crónico, depresión, ansiedad y disminución de la autoestima, factor importante a tener en cuenta

Ante este motivo de consulta, el Ginecólogo realizará un examen físico y ginecológico completo, solicitará una serie de exámenes de laboratorio y una ecografía específica para la detección del Síndrome de Ovario Poliquístico.

Una vez realizado el diagnóstico se procede al manejo según las características y necesidades de cada paciente, teniendo en cuenta la importancia de un manejo integral en cuanto a los aspectos biológicos, psicológicos y sociales de la enfermedad. Desde este punto de vista, el tratamiento de las pacientes con SOP siempre debe comenzar con una información adecuada sobre su situación. El SOP no se cura, se maneja con una ALIMENTACION SANA Y BALANCEADA, realizando EJERCICIO diario y disminuyendo los niveles de estrés. Sin embargo, a veces estas medidas no son suficientes y se requiere un tratamiento específico.

  1. Progestagenos: son formulados de manera cíclica (5-10 pastillas al mes) para aquellas pacientes cuyo interés es regular las menstruaciones, evitar el sangrado abundante y los cólicos menstruales
  2. Anticonceptivos Orales: de baja dosis con efectos específicos para el aumento de vello y el acné. También son utilizados cuando la paciente desea un método de anticoncepción
  3. Espironolactona: es un diurético que disminuye los niveles de andrógenos causantes del aumento del vello y al acné. No es un anticonceptivo
  4. Metformina: es un medicamento utilizado para la diabetes porque mejora la sensibilidad periférica a la insulina y el metabolismo de los carbohidratos. Se ha encontrado que mejora la regularidad de los ciclos menstruales y el metabolismo en pacientes con ovarios poliquísticos, por lo cual se formula en presencia de sobrepeso, obesidad y síndrome metabólico. También se ha encontrado que favorece la ovulación por lo cual se está utilizando mucho en pacientes con infertilidad

El SOP es un trastorno hormonal que, en mayor o menor grado puede afectar la ovulación y los ciclos menstruales, puede aumentar la producción de hormonas masculinas produciendo acné y aumento del vello, puede alterar el metabolismo de la insulina causando obesidad, aumento de peso y alteración del metabolismo, con un mayor riesgo de pre eclampsia y parto prematuro en el embarazo, e Hipertensión, enfermedad cardiovascular e infarto durante la edad adulta. Por estas razones es muy importante para la mujer empoderarse de toda la información disponible para su prevención alimentándose bien y haciendo ejercicio, pero también consultando a su ginecólogo para un diagnóstico acertado y un manejo oportuno del Síndrome de Ovario Poliquístico.

Deja un comentario